Domingo, 14 de noviembre de 2010
Publicado por Curunir @ 20:58  | Comentario
Comentarios (0)  | Enviar

Es un di?logo menor, en el que se discute acerca de la naturaleza del rapsoda, y si, en virtud de su arte, es l?cito se vanagloria de conocer sobre todos los temas tratados por el poeta cuyos versos canta.

Tras una conversaci?n con I?n, el rapsoda y despu?s de comentar algunos pasajes de la obra hom?rica, se llega a la extra?a conclusi?n que el buen rapsoda es asimismo un buen general, en funci?n de sus conocimientos de los versos hom?ricos.

Resulta grotesca tal conclusi?n, toda vez que I?n es el mejor rapsoda de Grecia y, en tal sentido, resultar?a ser el mejor general.

La evidencia de que no resulte as? es que I?n nos dirige ning?n ej?rcito, por lo que, o est? equivocado en su conclusi?n o resulta un mentiroso. Esta disyuntiva se le ofrece a I?n por parte de S?crates el cual le ofrece as? mismo al rapsoda la posibilidad de hallar la naturaleza de su arte en un don divino, en una especie de posesi?n por parte de Homero. El rapsoda finalmente no tiene m?s remedio que aceptar? porque es mucho m?s bonito que se me considere divino. A lo que s?crates responde cerrando el d?logo: ?Pues bien, Ion, te concedemos lo que te parece m?s bello, el ser divino y el carecer de los conocimientos del arte en tus elogios sobre Homero.


Tags: PLATÓN, Ión, Diálogo, filosofía_griega, comentario

Comentarios