Jueves, 25 de noviembre de 2010
Publicado por Curunir @ 20:14  | Diario de lectura
Comentarios (0)  | Enviar

Tu rostro ma?ana. Fiebre

Sexta sesi?n[1]

El cap?tulo que sigue es una bisagra narrativa que conecta con el mundo pasado, sirvi?ndole a Deza y de paso al propio novelista para incursionar en el pasado, en el de Wheeler, que le sirve de motivo gen?tico, y sobre todo en el suyo propio a trav?s de la persona de su padre (no es dif?cil trasvasar los trasuntos).

El momento siguiente a que Peter Wheeler se haya retirado a descansar, se transforma en la ?noche de los tiempos?. Espacio y tiempo confluyen para concentrarse en un estado total de pasado que se centra en la guerra civil, que Wheeler le ha confesado a Deza que ?l particip? en ella con otro nombre y otra circunstancia, otra identidad, cuesti?n que valida la curiosidad del narrador protagonista y le confiere cierta coherencia a un relato pr?cticamente est?tico, y en ocasiones regresivo; y en especial en la figura extra?a y pasmosa del activista del POUM (o quiz? no) Andr?s o Andreas Nin.

Todo esto nos lo va contando Deza con su p?rrafo espeso y con su parsimonia habitual, en el pasaje quiz? m?s incorrecto, descuidado y deslavazado de todo lo que llevo le?do de esta obra. Y es extra?o, porque siempre he sostenido que los escritores creativos suelen estar extraordinariamente dictados para narrar la Historia (el caso de Jos? M. de Prada es paradigm?tico; leer en ?El s?ptimo sello? la narraci?n de los hechos hist?ricos sobre la ocupaci?n alemana de Francia). Est? visto que J. Mar?as, o Deza, no posee este don. Para muestras, el p?rrafo deslavazado, farragoso, en anacoluto (indigno su uso cuando se narran hechos encadenados): ?[?] llegar? el novelista idiota y deshonesto (si no ha llegado ya y no estoy al tanto) que decida y pretenda desvelarlo [esc?ndalo de la detenci?n y desaparici?n de Nin en Barcelona]; seg?n los bibli?grafos ha habido ya una pel?cula medio inglesa y medio espa?ola sobre aquellos meses y aquellos hechos, no la he visto pero al parecer por suerte, no es idiota, a diferencia de tantas espa?oladas blandas, falaces, vagamente rurales o provinciales y muy sensibleras sobre nuestra Guerra, que son aplaudidas sin falta por buenas conciencias de mi pa?s, las profesionalmente compasivas y por vocaci?n demag?gicas, sacan r?ditos de ello? (p?g. 145).Como es de ver no se sabe si le interesa hablar del ?esc?ndalo?, de la intenci?n idiota de algunos escritos o de las pel?culas basura que sobre estos temas no hacen m?s que aplaudir los afectos al r?gimen siniestro de nuestra Espa?a invertebrada.

Este cap?tulo tiene poco que ofrecer literariamente hablando. Como dije, noche de consultas de libros en la biblioteca de Wheeler. Bajo la propuesta de encontrar a ?ste tras alg?n seud?nimo que empleara en la contienda civil espa?ola, J. Deza nos va narrando con muchas reflexiones de por medio, divagaciones y dem?s excursos, la historia de Andr?s Nin y del POUM, con ecos de frases pronunciadas por Tupra (para no alejarse del marco narrativo), utilizado como consulta de referencia el libro de Thomas.

Las vicisitudes vitales y atrocidades cometidas por los estalinistas con los miembros del POUM le valen al narrador para ir introduciendo vertientes y comentarios lapidarios de su tema: la traici?n y c?mo ?sta se ceba en las personas y en los grupos humanos hasta provocar su destrucci?n.


?



[1] Prosigo con la lectura de TRM de Javier Mar?as, en el primer libro. ?Fiebre?. Edici?n Alfaguara 2002.

?


Tags: CEBRERO, JAVIER_MARIAS, Tu_rostro_mañana, novela, comentario, Fiebre, diario

Comentarios