Martes, 24 de marzo de 2009
Publicado por Curunir @ 19:26  | Comentario
Comentarios (0)  | Enviar

Revista de Occidente núm. 322

 

El artículo de Juan Forn, titula "Los incompatibles", publicado en el número 332 de Revista de Occidente, informa someramente sobre la polémica despertada estos años atrás por el libro de Norman Manea "el regreso del húligan".

 

 

Nos pone en antecedentes del giro dado por una buena parte de escritores de la década de os 30, entre ellos los amigos y el maestro de Mircea Eliade, Cioran y Ionescu. Reivindicando un nacionalismo católico,  antisemita y pro fascista, que le llevó a apoyar a Mussolini y a los nazis en la 2º guerra mundial, ejerciendo su influencia bajo el emblema de "los legionarios".

 

 

Cuenta cómo esta actitud llevó al traste a la amistad que unió en la juventud a Eliade con el escritor judío Mihail Sebastian, quien tras sobrevivir milagrosamente a las persecuciones de la guerra, una vez repuesto en su vida civil tras la guerra, murió en un accidente de circulación.

 

 

A diferencia de Cioran, Eliade, nunca reconoció haber pertenecido al "Soldado de hierro", pero la reciente publicación del diario de Sebastian, que documentó la novela de Manea sobre el húligan, han puesto de manifiesto el pasado activista y beligerante antisemita de Eliade.

 

 

Siempre nos recordará este proceso de barbarización ==> (húligan, en rumano), tan sumariamente descrito por otro escritor que se mantuvo en el lado opuesto del fascismo preconizado por estos nacionalistas rumanos: Eugene Ionesco, en su obra "Rinoceronte".

 

Si bien Norman Manea, otro escritor judío que padeció las dos opresiones, la fascista y la estalinista ( casi al unísono), ha despertado las conciencias de aquellos que pueden leer las obras de los escritores prescindiendo de sus afiliaciones y responsabilidades políticas y sociales, no lo ha conseguido tanto que haga que Sebastian se imponga por sus méritos literarios menores a su amigo de la juventud y enemigo de guerra. En el descargo de Eliade, una transcripción de la entrada en diario, a modo de comentario, lamentando la pérdida de Sebastian y el sentimiento de soledad que le causó al verse solo, como único superviviente de la generación fundadora de "El Criterion".

 

El artículo es breve, interesante y está magníficamente escrito. Provoca en el lector curiosidad por la lectura de los escritores de que trata, cosa que, a mi entender, es lo mejor que puede decirse de un artículo meramente informativo o brevemente divulgativo.

Tags: CEBRERO, comentario, Revista de Occidente, Forn, incompatibles

Comentarios