Jueves, 16 de octubre de 2008
Publicado por Curunir @ 20:51  | Ensayo
Comentarios (3)  | Enviar

La novela picaresca del siglo XVII

1.- GENERALIDADES

 

En el mundo literario del siglo XVII, el personaje del pícaro desbanca a los otros personajes que habían ocupado el primer plano en la novelística anterior: el caballero y el pastor, ambos correspondientes a la literatura idealizada. Esta preeminencia del pícaro en la literatura es la principal aportación del siglo barroco a la literatura moderna.

Evolución de la Picaresca:

Dice Alborg que la diferencia temporal existente entre la publicación del Lazarillo a la primera parte del Guzmán, se debe principalmente al carácter ascético que impuso el reinado de Felipe II, el cual censuraba y castigaba este tipo de publicación por contener denuncia social o sátira anticlerical. Añade que es muy significativo el hecho de que la 1ª parte del Guzmán se publique sólo un año después de la muerte del monarca.

Continúa Alborg su comentario su comentario sobre la evolución comparando el Lazarillo, obra considerada típica y modelo de este género, con el resto de la producción de novelas picarescas del siglo XVII. Destaca las siguientes diferencias de las segundas con respecto de la  primera:

·        Pesimismo sistemático. En lugar del desenfado.

·        Deformación caricaturesca. En lugar de la naturalidad.

·        Sátira social.

·        Conciencia de clase por parte del pícaro. En lugar de la ingenuidad.

·        Reflexiones morales.

·        Procedimientos naturalistas de narración.

Asimismo, asevera que el Lazarillo contiene los gérmenes de la picaresca barroca: ésta los hará fructificar y los deformará a través de la exageración y del retorcimiento.

Alborg, finalmente, ofrece una clasificación de la evolución de la picaresca según la mayor o menor fusión entre la picaresca y la ética. En tres grados:

·        Grado 1º: Lo representa el Lazarillo: sin sermones.

·        Grado 2º: Lo representa el Guzmán: Fusión más perfecta.

·        Grado 3º: Lo representa el Marcos de Obregón y La Pícara Justina: Mezcla de lo moral y lo picaresco.

Al sustituir paulatinamente la acción por los discursos morales, la picaresca se va malogrando a lo largo del siglo, concluyendo al final de ésta con puras alegorías satírico-morales o costumbristas.


Tags: CEBRERO, ensayo, novela picaresca, siglo XVII

Comentarios
Publicado por Curunir
Jueves, 16 de octubre de 2008 | 21:14
Este ensayo lo escrib? hace muchos a?os; sin embargo, creo que a?n puede ser ?til.
En el ?ltimo art?culo rese?ar? la bibliograf?a.
Espero que sea ?til.
Publicado por Invitado
Lunes, 14 de febrero de 2011 | 11:32
Muchas gracias, de parte de un estudiante de Filología Hispánica al que le ha resultado muy útil tu articulo. Por cierto, muy interesante el Blog, enhorabuena!!! Roberto.
Publicado por Curunir
Mi?rcoles, 16 de febrero de 2011 | 10:42

Muchas gracias, con eso me doy por satisfecho.