Lunes, 18 de agosto de 2008
Publicado por Curunir @ 22:42  | Comentario
Comentarios (0)  | Enviar

Entrevista con Shlomo Ben Ami

 

 

Es una entrevista muy clara, aunque no revela demasiadas cosas nuevas. Ben Ami viene a decir que los interlocutores son incapaces por sí mismos de alcanzar acuerdos puntuales que posibiliten una paz garantizada, por las distintas concepciones políticas y por las fuerzas que disponen del poder en ambos bandos.

Parte de la base que Israel, a diferencia de Palestina, es un estado democrático que controla su poder de decisión por medios parlamentarios, asignando a sus líderes democráticamente elegidos las misiones y encargos que con respecto a este asunto tan crucial han de realizar. Sin embargo, de manera diferente, Palestina es un estado de precaria democratización, donde los nacionalismos están dando paso a los fundamentalismos islámicos, en cuyos estamentos el poder de decisión sobre el conflicto se encuentra en manos que no ostentan el poder, es decir son exteriores a Palestina.

Arafat fue el último legitimado para realizar acuerdos bilaterales, y con su muerte se llevó esta legitimación.

Las intifadas propugnaron la inversión del poder y lo reclamaron de las organizaciones exteriores a Palestina (OLP), para decidir de manera interna la cuestión de posibilidad de negociaciones. Su fuerza consiste en no reconocer los acuerdos (Camp David) que hicieron posible la conocida "hoja de ruta".

El peligro de estos grupos es que están sometidos a organizaciones islamistas que no obedecen a los líderes políticos sino a los pseudo religiosos.

Al Qaeda, acabará por controlar el poder en Palestina.

Ben ami resalta también el peligro que supone para Israel la consecución iraní de la bomba atómica. El poder nuclear en manos iraníes (islamistas) puede cambiar el panorama de oriente medio,  hasta el punto de hacer depender de decisiones más o menos ajenas del negocio político determinadas posturas occidentales.

Si irán consigue armarse nuclearmente habilitará a Israel para proteger su país por medio de acciones beligerantes contra países que amenazan sus fronteras.

Si los países occidentales no toman las riendas, y sobre todo USA. Con un talante positivo al estilo Clinton y un poco menos brutal que Busch, aún podría haber esperanza de solucionar las cosas.

Ben ami no ve a ninguno de los candidatos a la nueva administración americana con categoría para llevar adelante este cometido. De Mac Cain podría esperarse algo, pero de ninguna manera si gana Obama, a quien Ben ami ve como una amenaza para Israel y sus intereses.

 

 

 

(entrevista publicada en Revista de Occidente, num. 324)


Tags: CEBRERO, Ben Ami, Revista, Occidente, Comentario

Comentarios