Martes, 08 de julio de 2008
Publicado por Curunir @ 21:39  | Rese?a
Comentarios (0)  | Enviar

LAS CIENCIAS Y LA CRITICA, RAZÓN Y DECISIÓN.-

Los tres últimos capítulos del libro los reserva Habermas a hablar de las ciencias aplicadas al terreno de la teoría y praxis. Primeramente revisa la sociología como ciencia no empírica, concebida en su emancipación de la filosofía como una episteme crítica que atiende a suposiciones, imbricando la teoría como proposición de conceptos semejante a una teología que huye de una praxis, en la vertiente final o marxista, cuyo paradigma vivo es el sistema leninista endurecido por el estalinismo. Según Habermas la sociología "parece tener que acoger sus teorías como las auténticamente conservadoras, pues el motivo de la crítica lo extrae únicamente de una conservación de su propia tradición crítica".

"En la controversia entre crítica y dogmatismo la razón toma partido alcanzando una nueva victoria a cada grado de emancipación", afirma Habermas al comienzo de la serie de capítulos dedicados a la ciencia, con que cierra su libro. Advierte que el carácter acumulativo de la ciencia hace factible el peligro de fabricar ideologías usando el potencial manipulador del proceso técnico; porque la ciencia genera recomendaciones técnicas y nunca respuestas a cuestiones prácticas. Así, no distinguiendo entre poder técnico y poder práctico, se confunden y dificultan los ámbitos de la teoría y la praxis. En los estados modernos, tras la interpretación marxista que convierte el proceso técnico en una ideología, y la interpretación conservadora, que confunde el proceso técnico con el saber práctico, domina la interpretación tecnocrática, que emplea el valor decisionista elevado a concepción del mundo. Esta concepción, "no vacila en reducir las normas a decisiones". El momento tecnocrático que anula el saber técnico, impidiendo toda autorreflexión de los saberes empíricos, y apela exclusivamente al saber práctico mediante un sistema de aislamiento, manipulación y de toma de decisiones, logra el control de la historia mediante la perfección de la sociedad por medio de normas petrificadas y la enajenación de los individuos cosificados incluidos en una maquinaria, sistema previsible y manipulable.

CONCLUSION FINAL.-

Habermas advertía al final del libro que esta apropiación de la historia por la tecnocracia como ideología de las democracias occidentales, unido a que en los sesenta se propugnaba la formación práctica sobre los saberes teóricos o técnicos en las universidades publicas, estaba generando alienación en las sociedades al haber aquélla adquirido o haberse apropiado de un concepto manipulado que convertía la teoría en praxis mediante el dominio de los saberes técnico-prácticos, impulsados por un decisionismo irreflexivo.

El libro, como crítica de la teoría y práctica política, está tejido por material variopinto compilado ex profeso para completar la obra, lo que brinda un acercamiento un poco especializado al mundo Habermasiano, que no es totalmente aprehensible debido a este carácter especializado de los capítulos. Es preciso adquirir determinados conocimientos previos en otra de sus obras capitales que se complementa con ésta, una obra que presenta y desarrolla otros temas definidos en par dialéctico (como gusta a la filosofía tras Heidegger: Ser y Tiempo, El Ser y la nada, Verdad y Método, Teoría y Praxis, Verdad y Justificación, etc.) "Conocimiento e interés", temas que serán los fundamentos de la futura crítica social del joven Habermas; un reto, sin duda poco factible, para quien lo haga sin bagaje literario y filosófico.


Tags: CEBRERO, Cuestionario, temas, Habermas, filosofía, teoría, praxis

Comentarios