Lunes, 07 de julio de 2008
Publicado por Curunir @ 17:25  | Resumen
Comentarios (0)  | Enviar

LIBRO VII

Retoma de nuevo todos los temas: la maldad, como todo en la vida es tan habitual como efímero.

Reflexiones sobre la propia inteligencia: no existe nada fuera de ella, conoce por el lenguaje propio y exterior. El trabajo autónomo è libertad.

No sentir vergüenza cuando se es socorrido.

Todo está entrelazado entre sí y lo que es material se desvanece; lo racional es acorde con la naturaleza. Lo natural es derecho; lo artificial será siempre enderezado.

El hombre puede optar siempre pero en la opción tiene la obligación moral de hacerlo por el bien è guía interior es imperturbable, sin tribulaciones, necesidades y obstáculos, como no sea él mismo.

Felicidad è espíritu bueno. Es algo material.

Reflexiones conductuales: no hacer lo que se debe, el rencor es contrario a la naturaleza, el universo como sustancia particular, entender al que falta contra uno propio mediante el empleo de la compasión y el perdón (si se llegan a comprender las razones por las que te agraden, llegará a entenderse mejor a tu agresor y te será más llevadero perdonarle o congraciarte con él). Volverse uno en sí mismo (tarea difícil).

Buscar siempre al guía interior (enésima vez. No dejarse llegar por la imaginación: ser sencillo, pudoroso; la muerte es o dispersión o distinción; el pesar, nadie puede soportar lo insoportable è muere. Lo que el hombre no puede tolerar, acaba con el hombre.

Consejos (de nuevo): conservar la calma y preguntar al guía interior: la fama: examen de conciencia sobre sus fines. No irritarse contra las cosas, pues son insensibles e indiferentes.

Luego transcribe algunas frases famosas de Aristóteles, de Eurípides y de Platón sobre cómo hay que responder a lo que cada hombre encuentra en sí o recibe de los demás.

Siguen algunas glosas de otras frases famosas en su tiempo y elegidas por el meditador: comentarios, generalmente explicativos y no refutativos, sobre los temas de moral estoica ya repetidamente enumerados o de aceptación del destino, también repetidos, que aparecen en forma de recapitulación.

Recomendación de no seguir guías interiores ajenos, sino obligarse a en contra y escuchar al propio.

Amar lo que acontece es aceptar el destino.

Finaliza con un pensamiento epicúreo (raro, aunque no por eso extraño al sincretismo de la época): pacifismo y felicidad ante todo y vivir placenteramente los momentos de la vida. Consejo moral fina: perfección, vivir cada día como si fuera el último.

 

LIBRO IX

Lo dedica al examen, elucidación de la conducta a seguir frente a la injusticia. La primera frase es que el que comete injusticias es impío, y luego lo explica basándose primero en el derecho natural y luego en el derecho divino.

Dentro de la injusticia está la mentira deliberada o voluntaria o cuando la hace voluntariamente contra lo dispuesto por la naturaleza. También lo es el libertino, el timorato, etc.

La virtud y el vicio, hermanados por la muerte: el último destroza la inteligencia.

Temer presente a la muerte: cosa natural. El ser humano vive para morir, sólo el que vive bien morirá bien. Sólo el justo morirá justo (fama e infamia). Aceptarla como algo natural es de sensatos.

Nueva serie de mínima moralia: carácter reflexivo del pecado, el pecado por omisión. Captar lo real. La virtud no te alejará del guía interior . reprimir los instintos.

Participación: el hombre participa de lo natural, el propio con otros hombres. El alma, atributo de la razón.

La razón da sus propios frutos, como el resto de las criaturas incluido el mismo dios.

Vuelta al guía interior: lo inerte permanece indiferente a los cambios del mundo (piedra)

Mención de los tres guías: interior, el del conjunto universal (historia) y el de este mundo (el presente)

Consideración orgánica de la vida social. Lo que se haga en vida, tiene su eco en el resto.

Reflexión sobre los cuerpos celestes trasplantándolos a lo atomizado de lo natural. Sinécdoque: técnica usada para concluir y comparar. Escepticismo: si dios (bien), si azar (no dejarse llevar por él).

Hay que reflexionar también sobre el pasado propio: imaginar que tú serás pasado en el presente de los que te sucedan: los elogios de hoy pueden ser vituperios de mañana.

Revista del estoicismo y escepticismo: tema. Imperturbabilidad (ataraxia) è guía interior. No concentrarse en lo superfluo, sino en lo trascendente. Efímera cualidad de lo actual, mirar las almas de quienes te rodean, la transformación y subsunción en lo natural, la podredumbre de la materia contradice el hálito vital, postulación de una vida limpia de murmuraciones, astucias y miserias, etc.

Argumentación acerca del supuesto poder de los dioses. Cambiar las súplicas y observar los resultados.

Hasta Epicuro aconsejaba huir del chismorreo.

Conducta a desarrollar frente a la ajena desvergüenza: análisis. Imposibilidad de su inexistencia. Corolario: no pedir imposibles, pues, no pedir que los desvergonzados no existan. Aplicar también a los malvados. Ver qué virtudes contrarrestan estos males: el principal, la mansedumbre.


Tags: CEBRERO, Cuestionario, temas, Marco Aurelio, filosofía

Comentarios