Domingo, 27 de julio de 2008
Publicado por Curunir @ 20:39  | Cuestionarios y temas
Comentarios (0)  | Enviar

La cosmología baconiana

Lo poco que dispongo entre el material consultado acerca de este apartado puede resumirse en una frase de Copleston: “Bacon observa que la astronomía es la parte más noble de la física mas que una parte de la matemática. Aunque Bacon no rechazo abiertamente la hipótesis heliocéntrica de Copérnico y Galileo, tampoco la abrazó: podían salvarse las apariencias tanto con la hipótesis geocéntrica como con la heliocéntrica, y que la disputa no podrá ser zanjada por medio del razonamiento matemático y abstracto. “

Concepción de la ciencia y del método científico.

La inducción

En la segunda parte de la Instauratio magna, se encuentra el Novum organum sive indicia vera de interpretationes: el propósito de la ciencia es la extensión y ampliación del dominio de la raza humana sobre la naturaleza. La ciencia sólo se expresará por el método y éste sólo encauzará sus investigaciones por medio de la inducción. la verdad por se puede indagar y tratar de encontrar por dos caminos:

a)                          La mente puede proceder desde lo sensible y desde lo particular a los axiomas más generales y deducir de éstos las proposiciones menos generales. Es el más conocido y empleado, pero es insatisfactorio

a.      Porque lo particular no se examina con suficiente exactitud, cuidado y comprensividad,

b.      Porque la mente salta desde una base insuficiente a axiomas y conclusiones generales. Este camino è anticipaciones naturae, temerarias, prematuras.

b)                          Proceder desde lo sensible y la percepción de lo particular, a axiomas inmediatamente alcanzables, y luego gradual y pacientemente a axiomas más generales. Verdadero camino. La mente procede a partir de un examen cuidadoso y paciente de realidades particulares è interpretativo naturae.

La inducción comienza con la operación de los sentidos, pero requiere la cooperación de la mente, controlada por la observación è el valor de conclusiones basadas en la observación depende del carácter de esa observación è empezar de nuevo. Pues los aristotélicos y escolásticos se habían dado demasiada prisa en generalizar y sacar conclusiones, se habían preocupado de la coherencia lógica y no de dar fundamento seguro a las premisas de cuya verdad dependen las conclusiones.

Rechaza el silogismo: la inducción debe originarse en la observación de las cosas o hechos, acontecimientos particulares, y atenerse a éstos estrictamente è son útiles solo sirviendo a los propósitos de las disputationes, pero completamente inútiles para propósitos de la ciencia natural. Condena el deseo “irrazonable y pueril de lanzarse a los resultados.

 

Teoría de Los ídolos

 

Los[1] preconceptos y los prejuicios fuerzan a nuestra interpretación de la naturaleza y falsean nuestros juicios è ídolos o falsas nociones.

Ídolos de la tribu

Aquellos errores la tendencia a los cuales es inherente a la naturaleza humana que dificultan el juicio objetivo: impresión de los sentidos. Para la interpretación científica de la naturaleza no es suficiente apoyarse en los sentidos, aun apoyados en instrumentos, también son necesarios experimentos adecuados. La mente humana tiene a dejarse llevar a abstracciones y tiene a concebir como constante lo que no lo es sino en apariencia. è El pensamiento optimista y tendencia a confundir las abstracciones con cosas.

Llama la atención también sobre la tendencia del hombre a interpretar la naturaleza desde el punto de vista antropomórfico.

 

Ídolos de la caverna

Errores peculiares de cada individuo, consecuencia de su temperamento, educación, lecturas e influencias especiales que han pesado sobre él como individuo. Llevan a interpretar los fenómenos según el punto de vista de su propia madriguera o caverna è resonancias platónicas.

 

Ídolos de la plaza del mercado

Errores debidos a la influencia del lenguaje.

Las palabras del lenguaje común describen las cosas según son comúnmente concebidas, empleando a veces palabras sin que haya cosas que les correspondan. A veces se emplean palabras sin un concepto claro de lo que denotan o sin un significado comúnmente reconocido.

 

Ídolos del teatro

 

Los sistemas filosóficos del pasado è piezas teatrales que representan mundos irreales de creación humana. Tres tipos de falsa filosofía

a)                              Sofística: representada por Aristóteles, que corrompió con su dialéctica la filosofía natural.

b)                              Empírica: basada en pocas observaciones estrechas y oscuras. Los químicos son los culpables

c)                               Supersticiosa: representada por los pitagóricos, Platón y los platónicos, caracterizada por la introducción y consideración de consideraciones teológicas.

 

Aliadas y apoyo de los ídolos son las malas demostraciones. La mera experiencia no es suficiente, sino planeada.

 

Método inductivo

El[2] poder humano es capaz de engendrar una nueva forma en una naturaleza dada è la ciencia se dirige al descubrimiento de las formas de las cosas. Forma no es causa final, sino la causa formal de una naturaleza determinada è es la ley que constituye esa naturaleza. El descubrimiento de esas leyes o formas deberá aumentar el poder humano.

El descubrimiento de las formas o leyes eternas e inmutables pertenece a la metafísica a la que corresponde la consideración de las causas formales. La física se interesa por las causas eficientes, o por la investigación de cuerpos concretos en sus operaciones naturales. El físico ha de investigar cuerpos concretos, el proceso de cambio que no es inmediatamente observable, sino que necesita ser descubierto (latens processus). También investigará el (latens schmatismus), la estructura interna de los cuerpos.  Pero tanto la metafísica como la física tienen por propósito aumentar el poder del hombre sobre la naturaleza; y este no puede alcanzarse plenamente sin un conocimiento de las formas últimas.

Luego el problema de la inducción se el del descubrimiento de las formas. Dos etapas.

a)     Educción de axiomas a partir de la experiencia. Ha de formarse una hipótesis

b)     La deducción o derivación de nuevos experimentos a partir de los axiomas. Deducirse de la hipótesis observaciones que verificarán el valor de la hipótesis. è la tarea primaria consiste en preparar una historia natural y experimental suficiente y buena basada en los hechos.

Tablas

a)     Lista de casos en que esté presente el fenómeno (tabula instancia)

b)     Lista de casos lo más parecidos posible a los anteriores pero en los cuales el fenómeno esté ausente (tabula essentia et presentiae).

c)      (tabula graduum o comparativa) casos en los que la naturaleza cuya forma está siendo investigada esta presente en grados diversos.

Método aplicado

 

Una vez construidas las tablas comienza la inducción. Comparando los casos podemos descubrir qué es lo que está siempre presente cuando una naturaleza dada está presente, qué es lo que siempre está ausente cuando ésta está ausente, y qué es lo que varía en correspondencia con las variaciones de esa naturaleza. Podemos excluir lo que no está presente en algún caso (método negativo) en que aquella naturaleza está presente (positivo) o lo que está presente en algún caso en que aquella naturaleza está ausente, o lo que no varía en correspondencia con las variaciones de dicha naturaleza è proceso de reiectio o exclusio. Lo cual no hace sino poner los cimientos de la verdadera inducción, que se completa a una afirmación positiva. Y se llega a ésta al comparar las tablas positivas è Bacon llama a ésta afirmación provisional.

La afirmación cierta

Para[3] convertir en cierta la afirmación provisional han de emplearse otros medios. El resto del Novum Organum está dedica a lo que Bacon llama la via de casos o ejemplos privilegiados (praerogativae).

Una clase de estos casos es la de los casos únicos (instantiae solitariae): la naturaleza investigada se encuentra en cosas que nada tienen en común, salvo la participación en dicha naturaleza.

Luego ofrece tratar de otras siete ayudas al entendimiento, en la verdadera y perfecta inducción, pero no pasa de los tratamientos de los casos privilegiados[4].

 

 



[1] REALE Oñ. Cit. Inserta un artículo acerca del método inductivo “SOCIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO, HERMENÉUTICA Y EPISTEMOLOGÍA, Y SU RELACIÓN CON LA TEORÍA DE LOS ÍDOLOS: considera oportuno recordar a Karl Manheim el cual ve en la teoría de los ídolos un precedente del moderno concepto de ideología. Todas las fuentes de error provienen de la naturaleza humana misma o de los individuos particulares. En cualquier caso, los ídolos constituyen obstáculos en el camino hacia el verdadero conocimiento. Existe, sin duda, una cierta concesión entre el moderno término “ideología” y el término que Bacon utilizó para indicar una fuerte de error. El hecho de que la sociedad y la tradición puedan convertirse en fuente de error constituye una anticipación directa del punto de vista sociológico. H. G. Gadamer el hermenéutico sostiene que la labro de Bacon consiste en haber investigado de manera global los prejuicios que aprisionan el espíritu humano y le apartan del verdadero conocimiento de las cosas. Haber realizado una metódica auto purificación de la mente. La doctrina de Bacon acerca de los prejuicios tiene la relevancia de haber sido la primera que hizo posible una utilización metódica de la razón. Para Gadamer los prejuicios son un elemento constitutivo de la mente humana. Esta no es ni será una tabula rasa, siempre será una mente llena de ideas, de prejuicios que hay que someter a criba. Karl Popper, afirma sobre esta cuestión que una mente vacía no ve nada: la ciencia está hecha precisamente de prejuicios o conjeturas que la experiencia debe someter a comprobación. El Bacon de Popper tiene una imagen típico- ideal y no una reconstrucción historiográfica escrupulosa. El método de Bacon inspiró a Boyle y al propio Newton, los cuales se consideraron seguidores y continuadores del método de Bacon.

[2] REALE ANTISERI: “LA INDUCCIÓN POR ELIMINACION: Una vez se ha purificado de los ídolos, el objetivo es saber cuales son los caminos o los procedimientos, cuál es el método mediante el cual se alcanza el objetivo: dos partes, Hay que seguir el camino de la inducción, pero de una “inducción legítima y verdadera, que constituye la clave misma de la interpretación”, y no de la inducción aristotélica.”

[3] REALE ANTISERI: “EL “EXPERIMENTUM CRUCIS: Bacon toma la primer hipótesis como guía de la investigación posterior, que consiste en la deducción y el experimento, en el sentido de que de la hipótesis obtenida deben deducirse los hechos que implica y prevé, y experimentar con objeto de comprobar en condiciones diversas si es que tales hechos implicados y previstos por la hipótesis se verifican en la práctica. De este modo se elabora una especie de red investigadora de la que parte toda una serie de interrogantes que urgen a la naturaleza para que responda. Un numeroso conjunto de técnicas experimentales (fantasiosas) entre las cuales asumen particular relevancia las “instancias de la cruz”. Se pone en práctica la estrategia del experimentum crucis cuando durante la búsqueda de una naturaleza, el intelecto se muestra inseguro y no se decide entre a cuál de dos o más naturalezas hay que asignar o atribuir la causa de la naturaleza examinada; debido al frecuente y ordinario concurso de varias naturalezas las instancias cruciales muestran que el vínculo entre una de éstas con la naturaleza dada es constante e indisoluble, mientras que el de las demás resulta variable y separable. Así se resuelve la cuestión y se toma como causa aquella primera naturaleza, mientras que se rechaza y se repudia a la otra. La controversia acerca de la fuerza de los experimenta crucis es en el momento actual más activa que nunca (Popper defiende su validez y Quine la rechaza).

[4] La valoración que Copleston hace de Bacon parte de la consideración en que es tenido como el heraldo de una era científica. Una de las trabas es que no supiera conceder a las matemáticas la importancia que actualmente poseen en física, también se considera debilidad en su sistema el que no llegara a reconocer que existe el genio científico y que su papel no puede ser adecuadamente suplido por la utilización de un método casi mecánico: desconfiaba del empleo ilegítimo de la imaginación y la fantasía en la ciencia. Lo que le impidió considerar la diferencia entre el gran científico que idea una hipótesis fecunda y el hombre que es capaz de hacer experimentos y observaciones cuando se le han trazado las líneas de su trabajo.


Tags: CEBRERO, Cuestionario, blogs, temas, renacimiento, Francis Bacon, filosofía

Comentarios