Viernes, 27 de junio de 2008
Publicado por Curunir @ 21:31  | Cuestionarios y temas
Comentarios (0)  | Enviar

.

 

Resumen de su sistema filosófico

Campanella[1] (1568-1639), comenzó siendo telesiano è contacto directo con la única fuente de conocimientos, la naturaleza, a través de los sentidos: ruptura con la cultura libresca. Filosofar es aprender a leer la creación de visu o mejor per contactum intrinsecum, aunándose con las cosas. Campanella, de manera sensista se expresa simbólicamente a través de la interpretación que formula con respecto a la palabra “Sapiencia” (que él deriva de sabor). El gusto implica un llegar a la intimidad de la cosa con el sabor. El sentido es una interiorización, una coparticipación en la cosa. Un penetrar el proceso vital de todo.

Refutó el escepticismo basado en la autoconciencia: noción de parecido sorprendente con la de Descartes. (La Metafísica de Campanella fue publicada al año siguiente del Discurso de Descartes, pero había sido escrita muchos años antes. Con imposibilidad de publicarla debido a sus 27 años de permanencia en la cárcel). Para Campanella todas las cosas están dotadas de una sapientia indita o innata, por la cual saben que son y se encuentran apegadas a su propio ser. Esta autoconciencia es un sensus sui , un autosintiente. El conocimiento que las cosas tienen de lo distinto de sí es una sapientia illata, una sabiduría que se adquiere por contacto con las demás cocas. Cada cosa en modificada por la otra, y en cierto modo, se transforma, se aliena en la otra. La conciencia innata está oscurecida por el conocimiento que le sobreviene sobreañadido è se convierte en un sensus abditus oculto por los conocimientos que se le superponen. En las cosas, el sensus sui permanece predominantemente oculto; en el hombre, puede llegar a elevados niveles de conciencia y en Dios se manifiesta en toda su perfección. Además del alma espiritual, admite en el hombre la mente incorpórea y divina. El conocimiento, es pérdida y adquisición: es adquisición a través de la pérdida. Ser es saber, se sabe lo que se es.

El conocimiento revela la estructura de las cosas. Todas las cosas están constituidas por la potencia de ser , por el saber que se es y por el amor de ser: las primalidades del ser.. Todo ente en la medida en que puede ser:

a)     es potencia de ser

b)     todo lo que puede ser sabe que es

c)      si sabe que es, ama el propio ser.

Las cosas hablan y se comunican entre ellas de forma directa: pampsiquismo. Hay generación espontánea de todos los vivientes, hasta de los superiores, porque todo está en todo y por lo tanto puede derivarse de todo.

En lo que concierne al arte de la magia, distingue tres formas:

a)     Divina: la que Dios concede a los profetas y los santos.

b)     Natural: arte práctico que emplea las propiedades activas y pasivas de las cosas naturales para producir efectos maravillosos e insólitos. è ampliada hasta abarcar a casi todas las artes.

c)      Demoníaca: se vale de las artes de los espíritus malignos, y es condenada.

 

La ciudad del sol

 

Todo lo anterior nos sirve para entender los significados simbólicos de su obra La Ciudad del Sol.

Representa[2] la suma de las aspiraciones de Campanella. Su afán reformador del mundo su anhelo liberador de los males que nos afligen, mediante poderosos instrumentos de la magia y de la astrología: se contienen todas las aspiraciones del renacimiento.

La ciudad se levanta sobre una colina que domina un terreno muy extenso. Está dividida en “Siete círculos grandísimos”, cuyos nombres son los siete planetas conocidos, y se pasa de uno a otro por cuatro caminos y por cuatro puertas, que miran a los cuatro rincones del mundo. En la cima de la colina hay un templo redondo, sin murallas a su alrededor, pero situado sobre columnas muy gruesas y hermosas. Sobre la cúpula hay otra cúpula más pequeña, con una lumbrera colocada sobre el altar que está en el centro. Sobre el altar hay un planisferio bastante grande, en el que se representa todo el cielo, y otro, donde está la tierra. En el cielo de la cúpula están todas las principales estrellas del firmamento, anotadas junto con sus nombres y el influjo que ejercen sobre las cosas terrenas, con res versos para cada una siempre hay encendidas siete lámparas que reciben el hombre de los siete planetas.

La ciudad está regida por un príncipe-sacerdote que se llama Sol è jefe de todos. Los príncipes que le asisten se llaman Pon, Sir y MOR (Potestad, Sapiencia, Amor: primalidades del ser). Cada uno desarrolla las tareas apropiadas a su nombre. Todos los círculos de murallas se hallan historiados. En ellos se representan las imágenes símbolo de todas las cosas y de los acontecimientos del mundo. En el exterior del último círculoè todos los inventores de las leyes, de las ciencias y de las armas y además Jesucristo con los doce apóstoles.

Las virtudes vencen a los vicios: hay magistrados que velan por las virtudes y que llevan sus nombres.

Es una ciudad mágica (conocida también como Picatrix). Construida de forma que le permite captar todo el benéfico influjo de los astros en todos sus detalles: crisol sintético del renacimiento. Los habitantes de la ciudad ensalzan a Ptolomeo y admiran a Copérnico, pero protestan contra Aristóteles al que llaman pedante. Todos, naturalmente, profesan la filosofía de Campanella, y esperan al Mesías.

 

 



[1] Tomadas las anotaciones del libro ya mencionado de REALE-ANTISERI,

[2] Por su relación con la magia y los referentes míticos, puede observarse cierto parecido con la que JRR Tolkien describirá como Minas Tirith en su célebre trilogía del anillo. Las influencias de estas obras renacentistas sobre la literatura mítico-fantástica del siglo XX ha sido mucha, y ésta podría ser una muestra evidente de ello.


Tags: CEBRERO, Cuestionario, blogs, temas, renacimiento, Campanella, filosofía

Comentarios