Martes, 24 de junio de 2008
Publicado por Curunir @ 20:53  | Resumen
Comentarios (0)  | Enviar

CAPÍTULO I

 

A.     No hay órgano sensorial para los sensibles comunes percibidos por accidente: por movimiento, reposo, figura, magnitud, número y unidad. è tales son percibidos gracias al movimiento.

B.     Conocemos lo dulce por la vista porque poseemos la sensación de la blancura por los jos yla dulzura por el gusto: reconocemos ambas cualidades cuando se dan juntas.

C.     Si esto no fuera así: sólo podríamos percibir por accidente. Lo cual nos lleva a pensar que percibimos por facultades que se dan juntas.

D.    La finalidad de este tipo de percepciones es que no nos pasen inadvertidos los sensibles comunes y concomitantes: movimiento, magnitud y número.

 


CAPÍTULO II

 

A.     Sigue y concluye sobre el sentido común: el órgano de la vista de colores distingue luz de oscuridad y ve las cosas coloreadas, pero la materia ha de estar coloreada previamente para ser percibida por la vista: doble sentido de lo que se ve y lo que es visto.

B.     Acto de lo sensible y el del sentido son uno y el mismo, si bien su esencia no es la misma. Doble significado de onda y doble el de sonido.

C.     Acto de lo sensible y el de la facultad sensitiva è en la facultad sensitiva misma.

D.    El sentido: una cierta proporción è las cualidades sensibles resultan placenteras cuando caen en la proporción. Lo mixto constituye mejor una armonía que lo agudo y lo grave. è los excesos en lo sensible, producen ya dolor ya destrucción.

E.     No es posible discernir cualidades separadas (dulce y blanco) por medio de sentidos separados ni tampoco en momentos separados, porque la facultad que discierne las cualidades sensibles enuncia en este momento que son distintos en tal momento.

F.      Una facultad idéntica a sí misma e indivisible è tiene contrarios en potencia, pero jamás en acto ( principio de no contradicción) è no es posible recibir la acción de ambas formas, suponiendo que el sentido y la intelección estén en acto.

G.    Entelequia indivisible: facultad discerniente es una, discierne simultáneamente.

H.    Entelequia divisible: usados veces simultáneamente de la misma señal è utiliza el límite como dos: discierne dos objetos separados para una facultad dividida, pero utilizando el límite como uno è discierne simultáneamente.


Tags: Aristóteles, alma, resumen, blogs

Comentarios