Mi?rcoles, 11 de junio de 2008
Publicado por Curunir @ 19:37  | Cuestionarios y temas
Comentarios (0)  | Enviar

La realidad constitutivamente moral del hombre: moral como estructura[1]

 

Sigue las ideas antropológicas de Zubiri: idea de que la forzosidad exigida por las propias estructuras psicobiológicas, solamente en el ser humano, conforma la realidad moral. Concepción ética como “articulación de la Antropología y la Ética” o también lo que los escolásticos llaman “subalternación” de la Ética a la Psicología.

Punto de partida: confrontación de comportamiento animal y humano. Idea de la “justeza” como ajustamiento perfecto entre el animal y el medio. A los animales les viene configuradas, mientras que al hombre, aunque comparte algunas estructuras somáticas, tiene que efectuar su ajustamiento mediante la inteligencia, es decir que para subsistir biológicamente necesita hacerse cargo, habérselas (habitud) con las cosas y no sólo con los estímulos. Inteligencia como versión de la realidad en cuanto realidad: el hombre tiene que considerarla antes de ejecutar un acto (primera dimensión) y en este sentido el hombre no puede dejar de ser moral. La segunda dimensión sería convertir los estímulos en posibilidades ( instancias y recursos) con el uso de la libertad: la justificación de los actos del hombre: estructura interna del acto humano, es decir las acciones humanas han de ser realizas por algo, con vistas a algo (positivo, buenas; negativo, malas).

¿En qué consiste esta justificación? La realidad es una; las posibilidades, muchas, hay que dar razón de la posibilidad que se ha puesto en juego. Ha de pre-ferir una sobre muchas. La justificación, pues, no consiste únicamente en dar cuenta de la posibilidad que ha entrado en juego, sino también de la pre-ferencia, la cual no depende sin más de la libertad, sino que pende de las tendencias previas (ferencias), que hacen inexorable el acto de preferir. Y lo que nos hace preferir es la bondad misma de la realidad.

Resumen:

Comportamiento humano: ajustamiento del acto a la situación, que al animal le viene dado y el hombre tiene que hacerlo por sí mismo por medio de la “justificación” (primera dimensión). Zubiri lo llama moral como estructura.

Segundo sentido, justificación como justicia, el acto se hade ajustar a la norma ética. Justo es ahora “honesto”. Zubiri la llama moral como sentido.

Los actos y el hombre en el segundo sentido pueden ser justos e injustos, morales e inmorales, amorales.

En el primer sentido el hombre no tiene más remedio que ser justo o ajustado a la realidad. El hombre conduce su vida por la conducta como modo de hacerlo, y tiene que hacerlo así por estar su vida predeterminada por sus estructuras psicobiológicas, que le exigen que sea libre: el hombre es constitutivamente moral. En la disposición de hacer este ajustamiento puede ser mayor o menor, suficiente o insuficiente ( bajo de moral, desmoralizado, expresiones que tienen que ver con la moral como estructura).

La moral como contenido se monta necesariamente sobre la moral como estructura y no puede darse sin ella.

 

Otras concepciones éticas:

Distinción entre la moral como estructura y la moral como contenido es homóloga a la escolástica entre el ser moral en común y su especificación en bueno y malo (jesuitas españoles). Hay una moralitas in genere, una razón moral en común, un genus moris del que el hombre no puede evadirse por inmoral que sea.

Interés de Santo Tomás en mostrar la vinculación entre la inteligencia y la libertad. Ésta, para preferir una u otra posibilidad procede de la proyección de diversas posibilidades de salida de la situación actual llevada a cabo por la inteligencia. Se trata de una estructura a la vez compleja y unitaria. Desde Aristóteles: el hombre se conduce siempre conforme a lo que le parece mejor, que puede ser no el bonum moral sino el bonum sumptum.

Benedetto Croce llega a conclusiones parecidas con sus dos grados de la vida práctica: la actividad económica y la actividad moral. Querer económicamente es querer un fin, tanto racional como universal.

Esta distinción es recogida por W.G,De Burgh: los dos sentidos del rgth 1) lo que ha de hacerse ( requerido por la situación) y 2) lo que debe ser hecho (exigido por la ley moral dentro de esa misma situación).

La teoría de la Estratificación (psicólogos actuales), parte de los niveles o estratos de Platón. Nivel inferior (naturaleza biológica) impulsos con el placer como principio fundamental. El de la fuerza, la grandeza del alma. Finalmente el del nivel de l espíritu. Este último da sentido a los otros dos y a su vez se alimenta de ellos.

Nicolai Hartman distingue “fuerza y “altura”. Los principios más elevados dependen de los más bajos y sacan su fuerza de ellos y los conforman, y son libres.

René Le Senne funde fuerza con fortaleza y propone el término courage. Doble dimensión psíquica y moral que conecta con el psicologismo. Courage du bien como valor moral. Confunde como los psicologístass las esferas de lo psíquico y de lo moral.

Merleau-Ponty como Zubiri, se apoya en la biología y la psicología. Idea de estructura que encauza al hombre hacia las tendencias animales que a priori le condicionan como especie. Tanto behaviorista como Gestaltheorie, se muestran impotentes para lograr desde la psicología el acceso a la moral.

Ortega opina que la vida humana consiste en una tarea o quehacer: la moral no es una performance suplementaria y lujosa que el hombre añade a su ser para obtener un premio, sino que es el ser mismo del hombre cuando está en su propio quicio y vital eficacia.

¿La Ética es una ciencia especulativa o una ciencia práctica? Es una ciencia especulativamente práctica ( práctica porque busca el conocer como fundamento del dirigir. Especulativamente porque no se propone sino conocer. Es una ciencia directiva del obrar en cuanto a principios generales; no va a decir lo que se ha de hacer u omitir. Esta es la doctrina tradicional, y también la de Kant: no enuncia lo que se ha decir, sino cómo se ha de hacer. Es ciencia directiva de nuestra intención.

Y en otro sentido: distinción entre moral como estructura y moral como contenido.

 



[1] J.L. Aranguren: Op. Cit. I Parte Cap. 7


Tags: CEBRERO, temas, cuestionario, Aranguren, ética

Comentarios