Domingo, 01 de junio de 2008
Publicado por Curunir @ 19:22  | Cuestionarios y temas
Comentarios (7)  | Enviar

LOS FÍSICOS PLURALISTAS Y LOS FÍSICOS ECLÉCTICOS

1.    Empédocles y las cuatro raíces.

Primer pensador en resolver la aporía eleática. Nacido en Agrigento 484/481 ac, y fallecido sobre 424/421.

Fuerte personalidad, fue también místico, taumaturgo y médico, hombre público.

Compuso un poema “Sobre la naturaleza” y un “Poema lústrico”. Su vida y sobre todo su muerte rozan lo legendario (la sandalia de bronce devuelta por el Etna después de que supuestamente se arrojara a él para evitar una erupción)

Son imposibles el nacer y el perecer, entendidos como un provenir de la nada y un ir hacia la nada: el ser es, y el no ser no es è no hay nacimiento ni muerte, y estas circunstancias son mezclas y disoluciones de determinadas substancias, que permanecen eternamente iguales e indestructibles: el agua, el aire, la tierra y el fuego, a las que llamó “raíces de todas las cosas.

Novedad: inalterabilidad cualitativa y la intransformabilidad de esas cuatro raíces è Nace la noción de “elemento, como algo originario y “cualitativamente inmutable, que sólo es capaz de unirse y de separarse espacial y mecánicamente con respecto a los demás elementos.

Intento de superar las dificultades eleáticas è Concepción “pluralista”, que supera el monismo de los jónicos.

Hay: cuatro elementos. Se unen y dan origen a las cosas. Se separan y dan origen a la corrupción. è Introducción de dos fuerzas cósmicas: la amistad o el amor (philia) y el odio o la discordia (neikos) como CAUSA respectivamente de la unión y de la separación de los elementos.

Estas fuerzas predominan la una sobre la otra de modo alterno durante períodos temporales constantes, los cuales están regidos por el destino. Cuando prevalece absolutamente el amor è los elementos se juntan y forman un Uno compacto a lo que llama Sphairos, Esfera o Esfero (recuerda a Parménides). Cuando prevalece el odio absolutamente, los elementos se separan por completo. En ninguno de los dos casos existen las cosas y el mundo. El cosmos y las cosas del mundo surgen en los períodos transitorios en que se camina a la total disgregación o a la formación del esfero. En cada uno de ambos ciclos se da el nacer y un progresivo destruirse del cosmos. El momento de perfección no reside en la constitución del cosmos sino en el del esfero o esfera.

Se extiende esta reflexión a procesos vitales y cognoscitivos. Desde las cosas y desde sus poros se liberan efluvios que inciden sobre los órganos de los sentidos: éstos conocen las pares que les son semejantes de os efluvios provenientes de las cosas. En la percepción visual, los efluvios parten de los ojos.

El pensamiento tiene su vehículo en la sangre y reside en el corazón è el pensar no es prerrogativa solo del hombre.

En el Poema lústrico: concepciones órficas, del alma humana presa del cuerpo y la culpa original. Reglas de vida para purificarse y convertirse en dioses. La física, la mística y la teología forman una unidad compacta; son divinas las cuatro raíces y las fuerzas cósmicas del amor y del odio, también lo es el Esfero o la Esfera; las almas son demonios constituidos por elementos y fuerzas cósmicas.

 

2.    Anaxágoras de Clazomene: el descubrimiento de las homeomerías y de la inteligencia ordenadora.

 

Nacido en Clazomene alrededor del 500 ac y fallecido hacia el 428 ac.

Trabajó en Atenas 30 años.

Introdujo el pensamiento filosófico en Atenas,

Escribió un tratado “Sobre la naturaleza”, disponemos de fragmentos.

De acuerdo con la imposibilidad de que exista el no ser.

Sobre el nacer y el morir: a partir de cosas que son se produce un proceso de composición y de división. Al nacer, se compone. Al morir se divide.

Esas “cosas que son” no pueden ser únicamente las cuatro raíces de Empédocles. Anaxágoras las llama spermata, “semillas”, o elementos de los que proceden las cosas, y que deben ser tatas como las innumerables cantidades de las cosas: son lo originario cualitativo, no sólo como engendrado (eterno) , sino también como inmutable . Estos “muchos” originarios son cada uno de ellos (al igual del Uno de Meliso).

Estas semillas son infinitas en número tomadas en conjunto (cualidades), y también individualmente, en cantidad: carecen en límite en su tamaño (inagotables) y en su pequeñez, se pueden dividir hasta el infinito.

Debido a esta característica a las semillas se les llamó “homeomerías” (termino que aparece por primera vez en Aristóteles): partes semejantes, cualitativamente iguales.

Al principio estas homeomerías formaban una masa de todo mezclado al mismo tiempo. Más tarde el Nous (la inteligencia) produjo un movimiento que convirtió la mezcla caótica en mezcla ordenada, de la que son mezclas ordenadas todas las cosas. La predominancia de una semilla sobre otra es lo que determina la diferencia entre las cosas.

Pretensión: salvar la inmovilidad, tanto cuantitativa como cualitativa: nada viene de la nada ni va a la nada, sino que todo está en el ser desde siempre y para siempre, incluso la cualidad aparentemente más insignificante (pelo, la uña).

El Nous o Inteligencia divina (precursor del demiurgo) es  la intuición, una realidad infinita, separada de todo lo demás, la más sutil y pura de las cosas, igual a sí misma, inteligente y sabia. No existe aún el concepto de lo inmaterial pero es fase que lo parece.

Platón y Aristóteles lamentan que Anaxágoras no haya utilizado la inteligencia, el Nous, de un modo sistemático y no sólo para salir de un apuro.

La filosofía de Platón le debe mucho a la postura crítica de este filósofo frente al Nous de Anaxágoras.

 

3.    Leucipo, Demócrito y el atomismo

 

Leucipo, nacido en Mileto, llegó a Italia, a Elea, a mediados del siglo V ac, y de Elea pasó a Abdera, donde fundó la escuela que llegó a su culminación con Demócrito, el cual era algo más joven que su maestro, nació hacia 460 ac y murió muy anciano, años después de Sócrates. La numerosa atribución de obras que se le achacan forjan la probabilidad de que estos escritos constituyan el corpus de la escuela atomística, con obras del maestro y los discípulos.

Los atomistas reiteran la imposibilidad del no ser y reafirman que el nacer no es más que un agregarse de cosas que son y el morir, el disgregarse o separarse de dichas cosas. Pero ¿qué cosas son esas?

Los atomistas afirman que se tata de un infinito número de cuerpos, invisibles por su pequeñez y su volumen. Son indivisibles (á-tomos) è no engendrables, indestructibles, inmutables. Se hallan próximo al concepto del ser eleático, más que a las cuatro raíces o a la homeomerías, porque todos se hallan cualitativamente diferenciados, son un ser pleno y sólo difieren entre sí en la forma geométrica: todos conservan en sí la igualdad del ser eleático. Estos átomos son la fragmentación del Ser-Uno eleático en infinitos seres-unos, que aspiran a mantener el mayor numero posible de rasgos del Ser-Uno (los hermeneutas lo llaman el Unotodo) eleático.

El átomo se distingue de los demás átomos además de por la figura, por el orden y por la posición, que pueden variar hasta lo infinito. No se puede percibir por los sentidos, sino únicamente por la inteligencia..

Para ser pensado como lleno (de ser) el átomo supone necesariamente el vacío (de ser, y por lo tanto el no-ser). Esta vacío es tan necesario como el lleno; sin vacío los átomos-formas no podrían diferenciarse ni siquiera moverse.è Átomos, vacío y movimiento constituyen la explicación de todo.

La verdad es brindada por los átomos diferentes entre sí por determinaciones geométrico-mecánicas y por el vacío; los fenómenos posteriores y sus diferencias PROCEDEN de una diferente reunión de átomos y del encuentro ulterior de las cosas que ellos producen, con nuestros propios sentidos.

Tres clases de movimiento:

Ø      Primigenio de los átomos (caótico)

Ø      De este movimiento proviene un movimiento vertiginoso è los átomos semejantes se agregan entre sí, los distintos se disponen de modo diferente y se genera el mundo.

Ø      Movimiento de los átomos que se liberan de todas las cosas y que forman efluvios (perfumes).

Puesto que los átomos son infinitos, también son infinitos los mundos que se derivan de ellos.

Todos los mundos nacen, se desarrollan y después se corrompen, para dar origen a otros mundos, cíclicamente y sin final.

Los atomistas han pasado a la historia como los valedores del azar. è No asignan una causa inteligente, una causa final. El orden (el cosmos) resulta de un encuentro mecánico y fortuito entre los átomos y no, producto de una inteligencia previa que lo haya proyectado todo; es mas, la inteligencia, el nous, procede de, sigue al compuesto atómico, no lo precede.

Los átomos puros, privilegiados, esferiformes, de naturaleza ígnea, son los elementos constitutivos del alma y de la inteligencia: eran lo divino.

El conocimiento proviene de los efluvios de los átomos que emanan de todas las cosas y que entran en contacto con los sentidos: la diferencia entre conocimiento sensorial e inteligible es que el primero sólo brinda opiniones, mientras el segundo, la verdad.

Demócrito es famoso por sus sentencias morales, pero parecen provenir de la tradición y no de sus principios ontológicos. Fundamentalmente que la raíz de la felicidad o infelicidad reside en el alma.

 

4.    La involución en sentido ecléctico de los últimos físico y el retorno al monismo: Diógenes de Apolonia y Arquelao de Atenas.

Combinan a un mismo tiempo las ideas de los filósofos precedentes.

Diógenes de Apolonia (enseño en Atenas entre 440 y 423 ac) defiende la necesidad de volver al monismo del principio: si hubiese muchos principios, de naturalezas diferentes entre sí, no podrían mezclarse ni actuar el uno sobre el otro. Este principio único sería el “aire infinito”, pero dotado de mucha Inteligencia (combinación de Anaximandro y Anaxágoras.) Nuestra alma es aire – pensamiento que respiramos al vivir y que exhalamos con la expiración. Identificó la inteligencia con el principio – aire e hizo de ella un uso sistemático, exaltando la visión finalista del universo que en Anaxágoras quedaba limitada.

Arquelao de Atenas (“maestro de Sócrates”),  tiene una concepción análoga.



Tags: CEBRERO, Reale-Antiseri, Cuestionario, temas, presocráticos, eclécticos, filosofía

Comentarios
Publicado por legolola
Lunes, 02 de junio de 2008 | 22:12
Excelentes art?culos estos de los presocr?ticos. Me gustan much?simo, Curunir.:-)
Felicidades.
Publicado por Curunir
Martes, 03 de junio de 2008 | 18:33
Gracias, Legolola, eres muy, pero que muy amable:f)
Publicado por martin jaramillo
Lunes, 01 de marzo de 2010 | 18:59
LO QUE FALTABA !!!

Muy pronto nos encontraremos en las noticias cient?ficas que la energ?a se crea.

Que la relatividad de las energ?as potenciales invalida el principio de conservaci?n de la energ?a.

Todo lo que es relativo es variable.

Las energ?as potenciales son variables y relativas.

Nada que sea relativo puede ser constante.

Ver art?culo completo con experimento en:

?Nueva Teor?a Sobre El Universo?.
http://www.natureduca.com/blog/?p=390
Publicado por Invitado
Jueves, 14 de octubre de 2010 | 19:19
Ya que copias casi literalmente de los libros en tus artículos,... por lo menos cita las fuentes. El resumen está bien,.. pero como artículo es unva verdadera patraña,.. ya que no es tuyo. Supongo que no vas a publicar este comentario, así que al menos se legal y publica tus escritos como un resumen o trabajo de filosofía,... si no, como se entere el autor, te chapan el blog.
Publicado por Curunir
Mi?rcoles, 20 de octubre de 2010 | 21:14

Es fácil realizar censuras en el anonimato. De todas maneras, este blog no lo he creado para ganar dinero ni prez ni gloria ni nada parecido, y si me lo soplan, no me importa. Este artículo pertenece a una serie de resumenes que realicé de la obra Historia del Pensamiento Filosófico y Científico, obra general de consulta de nivel medio escrita por los profesores Reale y Antiseri, que me parece figuran en los tags, aunque en este artículo expresamente no los he mencionado, un error imperdonable, por lo que veo. Dudo mucho que quienes puedan tomar lo que aquí dejo escrito faciliten mi nombre o digan la fuente de donde las tomaron, así que, ¿para qué tanto ritual?.

Publicado por Curunir
Mi?rcoles, 20 de octubre de 2010 | 21:15

(prosigo )No he pretendido dar la impresión de invertarme nada, ni mucho menos que todos los artículos sean míos. Los resúmenes sí. Si son malos, lo siento. Si son copias de los libros, creo que mas provecho sacaría gente como el discreto "invitado" en leer éstos que en perder el tiempo en "patrañas" como este "artículo". De todas maneras, el avisado "invitado" podrá elegir de entre la infinita gama de artículos que forman el corpus de Internet, todos bien escritos y , por supuesto, no copiados, alguno que su exigente paladar pueda desgustar sin que le provoque indignación o urticaria intelectual. Me halaga no obstante que alguien me censure diciendo que escribo patrañas, pues éstas fueron la base de nuestra actual novela. Algo positivo saco, no obstante.

Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 03 de noviembre de 2010 | 23:31

Haber si metes el resumen de platon o aristoteles