Mi?rcoles, 30 de abril de 2008
Publicado por Curunir @ 19:17  | Rese?a
Comentarios (0)  | Enviar

El caso de NOTICIA DE UN SECUESTRO de GABRIEL GARCIA MARQUEZ es diferente al de LO RARO ES VIVIR de MARTIN GAITE, y es una obra distinta a cuanto yo le había leído a este escritor hasta ahora. Y digo distinto por querer decir contrario a la estética seguida por este autor en toda su vida. Esto me ha llevado a desligar este trabajo de su producción literaria anterior como novela y lo inscribo y reseño como relato periodístico tipo “reality show con clase”, cuyo fin consiste en exponer unos hechos adobados de cierto agonismo y drama, presentar un acontecimiento real, libre de las estéticas y fantasías que han hecho de GARCIA MARQUEZ el autor más original y entretenido del momento.

Me parece un buen trabajo literario, pero no una buena novela; necesitaba esta precisión.

Como redacción, es una de las peores retóricas que ha exhibido GARCÍA MARQUEZ en toda su vida literaria, naturalmente achacable al estilo inmediato y circunstancial inherente a la forma “review” o reportaje en que se encuadra y caracteriza esta obra.

El hecho real, el secuestro de una serie de personas en un lugar y tiempo determinados, llevado a cabo por otras personas igualmente concretas que obedecen a unos móviles perfectamente delimitados, condena cualquier propósito estético, toda vez que existe un “malo” auténtico y, por ende, el autor se ve envuelto en la trama real por ser un arte vivo y contemporáneo con los hechos que relata. Esto incide muy en lo vivo del autor, que es compatriota de todos los personajes, y por tanto, se encuentra condicionado y moralmente obligado a condenar las actividades de estos “malos”. Así, el libro resulta un alegato contra el narcotráfico y sus métodos, una proclama excelentemente trazada contra la injusticia moral que representa para este autor la extorsión de unos pocos, el martirio y la muerte de estos pocos inocentes para la consecución de fines fundamentales como el chantaje al estado (FARC) y la conculcación de los derechos humanos gracias al poder adquirido por una actividad condenada mundialmente como digna de desprecio y totalmente delictiva. Pero, al mismo tiempo, no puede desprenderse de cierta condolencia por estos guerrilleros convertidos en vasallos de los narcotraficantes y de las nuevas necesidades que amparan ideologías vacías de contenido, no en vano son también compatriotas suyos, y el sesgo dado a la vida y sobre todo a la muerte del capo Escobar, reclamado por el FBI (potencia extranjera), no deja de manchar en cierto modo la claridad de un mensaje llevado hasta el final con gran audacia y, yo diría, hasta temeridad.

Por esto refería yo lo del excelente trabajo literario, pero no buena novela: yo podría aventurar que, salvo por los planteamientos y usos descriptivos de pensamiento y motivos, el resto no es más que literatura de periódico, buena, eso sí, pero local, partidista y política.


Tags: García Márquez, reseña, novela, blogs

Comentarios