Viernes, 18 de abril de 2008
Publicado por Curunir @ 21:06  | Resumen
Comentarios (0)  | Enviar

Las partes segunda y tercera son enteramente diferentes por su escenario y por la índole de la acción; podrían existir independientemente. En la una vemos cómo el héroe se esfuerza por llegar a su patria; en la otra, cómo lucha para reivindicar su posición en la propia morada. La segunda empresa se ofrece a su consideración de improviso cuando ha realizado la primera. Para que el lector no resulte igualmente sorprendido se ha ideado la primera parte o Viaje de Telémaco. Ésta, ciertamente, no podría concebirse como pieza autónoma; aunque ausente el héroe, es su guía la que manda y se impone en la acción; así la primera y la segunda parte confluyen en la tercera con el encuentro del padre y el hijo en la majada de Eumeo. Si a esto añadimos la forma en que el poeta ha invertido el orden de los sucesos en la segunda parte, podemos asegurar que la unidad de la Odisea no es menor que la conseguida en la Iliada, sino que está más artísticamente conseguida. Sólo la cronología ha flaqueado al poeta; partiendo del mismo momento, la historia de Telémaco y la de Ulises, no se ha cuidado de contar los días en una y otra, y ha quedado un vano en el que no se sabe lo que hace el primero, ni tampoco los pretendientes que le acechan.


Tags: Homero, Odisea, resumen, blogs

Comentarios