Jueves, 10 de abril de 2008
Publicado por Curunir @ 19:27  | Resumen
Comentarios (0)  | Enviar

Asistimos, después, a la estancia del héroe en su propio palacio (XVII 336) bajo figura de mendigo, entre los insultos y agresiones de los pretendientes y las insolencias de los criados (XVIII 326). Penélope quiere hablar con el vagabundo y queda hondamente complacida de su ingenio y de los recuerdos que guarda de su esposo; asegúrale el huésped que aquél llegará en la misma luna.


Tags: Odisea, Resumen, Homero, blog

Comentarios