Lunes, 10 de marzo de 2008
Publicado por Curunir @ 19:15  | Resumen
Comentarios (1)  | Enviar

La acción de la Iliada se desarrolla de manera rectilínea en un solo lugar, que es el campo de Troya, y conforme al orden de la sucesión de los tiempos; su materia es casi exclusivamente la guerra. La Odisea presenta una complejidad mucho mayor: hay en ella multitud de escenarios por la tierra y el mar; la narración, por motivos artísticos, invierte en gran parte el orden cronológico, y, sobre todo, es grande la variedad de los lances y sucesos; todo ello resulta más admirable dentro de una comunidad de estilo, de lengua y de versificación fuertemente acentuada por la identidad de las fórmulas. El poeta comienza, como en la Ilíada, con la invocación a la Musa (I 1-3), para que cuente del hábil varón que erró largamente después de arrasar la sagrada fortaleza de Troya y que conoció muchas ciudades y el genio de muchos hombres. Todos los caudillos que habían sobrevivido a la guerra se hallaban de regreso en sus casas; sólo Ulises estaba retenido ya de siete años por la ninfa Calipso en su isla solitaria y umbría: le persigue el rencor de Posidón. De ello se queja Atenea ante la asamblea de los dioses en ausencia del enojado y, con asenso de Zeus, se manda a Hermes que vaya a intimar a la ninfa la orden de dejar partir a Ulises, mientras la propia Atenea desciende a Ítaca para exhortar a su hijo Telémaco a que se ponga en camino en busca de noticias de aquél. Preséntasele, en efecto, bajo el nombre y figura de Mentes, rey de los Zafios, y es acogido amablemente por el joven, a quien halla rodeado, bien a su pesar, de los pretendientes de su madre Penélope: burlados en sus esperanzas por ésta, que permanece fiel al recuerdo de su esposo, banquetean sin cesar, devorando en su propio palacio la hacienda del ausente. El fingido Mentes, doliéndose con Telémaco de tal insolencia, aconseja a éste que salga para Pilo y Esparta y pida a Néstor y Menéalo nuevas de su padre. Así lo hace (II 427). La misma diosa le prepara la embarcación y se la rige hasta Pilo, tomando la apariencia de su ayo Mentor. Allí son acogidos cariñosamente por Néstor, pero éste nada sabe de Ulises (III 185); Telémaco continúa al día siguiente por tierra su viaje a Lacedemonia, acompañado por Pisístrato, hijo de su huésped: la diosa se ha despedido al anochecer, no sin ser reconocida por el anciano rey de Pilo en el momento de partir. Al llegar los dos jóvenes encuentran a Menéalo y Helena celebrando en un mismo día las bodas de sus hijos Megapentes y Hermíona. Los esposos rechoncha Telémaco y Menéalo le da acerca de su padre las noticias que, al regreso de Troya, ha tenido en Egipto pro Proteo, el anciano adivino del mar: está retenido por Calipso (IV 557). El rey quiere que Telémaco permanezca unos días en su morada, pero el joven está impaciente por partir. En esta parte del poema se nos abre la perspectiva de la vida de paz de aquellos recios caudillos que vimos combatir en Troya, vida sólo pasajeramente entrevista en la Ilíada: nos embarga el prestigio de aquellas suntuosas mansiones señoriales donde se conserva vivo el recuerdo de la guerra y de los grandes amigos que tomaron parte en ella, con sus solemnidades de bodas y sacrificios y su generosa hospitalidad de mesa y lecho, seguida del ofrecimiento de ricos presentes. El poeta nos traslada de nuevo a Ítaca: los pretendientes, enterados de que Telémaco se ha hecho a la vela hacia Pilo, preparan una emboscada para matarle a su regreso; Penélope, informada de ello, queda presa de angustioso dolor; pero Atenea la consuela y tranquiliza en sueños bajo la figura de su hermana Íftima.
Autor del resumen JOSE MANUEL PABÓN


Tags: Homero, Odisea, resumen, blogs

Comentarios
Publicado por Curunir
Lunes, 10 de marzo de 2008 | 22:13
Hoy comienzo a transcribir el resumen del hilo argumental de la Odisea de Homero, sacado de la introducci?n al poema ?pico por JOSE MANUEL PABON