Martes, 29 de abril de 2008
Publicado por Curunir @ 15:56  | Reseña
Comentarios (3)  | Enviar

Reseñaré VIDA DE DON QUIJOTE Y SANCHO, de UNAMUNO, publicado en CATEDRA, Letras Hispánicas, en la edición de ALBERTO NAVARRO.

Hablaré primero del editor.

Desde el primer párrafo del estudio preliminar se observa que el motor primordial que mueve el acercamiento de este estudioso a la figura de UNAMUNO es un afecto intelectual, un cariño cultural y una disculpable admiración por la figura del “gigante ibero”. A lo largo de su introducción no cesa de elogiar el ensayo objeto de estudio con gratuitos calificativos “grandioso”, “admirable”, “insuperable”, etc.

Desde punto y hora que un lector imparcial (tal es mi caso), se topa con epítetos como los anteriores, se amostaza y previene contra toda conclusión no justificada.

Hay que decir que el Sr. Navarro, maneja un amplio aparato crítico, aunque lo expone y repone a m juicio con desacierto. Las citas y los referentes acuden en tropel (como los refranes de Sancho) para justificar asuntos insignificantes, cuestión esta suficiente para que cualquier imparcial lector (tal es mi caso), avizore un horizonte plagado de desengaños.

Finalmente, tras una exaltada justificación del ensayo unamuniano como objeto de estudio, digo yo imprescindible para una comprensión del intrincado mundo del rector de Salamanca, expone el Sr. Navarro un panorama diacrónico sobre lo que representó la publicación de estas páginas unamunianas en las letras españolas. Repone opiniones de egregios contemporáneos, las cuales, traspuestas a esta época, nos ofrecen idéntico criterio al exhibido por el propio UNAMUNO; es decir, aquella calidad y tensión que el tiempo y las circunstancias han querido conservar de ellas.

Empeño noble, aunque nada digno de crédito, el “justificar la publicación de este ensayo unamuniano y querer parangonarlo hoy en día con las restantes obras de pensamiento del autor del SENTIMIENTO TRÁGICO DE LA VIDA, con el que, ignoro por qué razón, intenta el Sr. Navarro emparentar esta VIDA DE DON QUIJOTE Y SANCHO.

Si mediocre es el estudio introductoria, por lo farragoso y cansino del tono empleado, con explicoteos y citas, no lo es en modo alguno la obra comentada. VIDA DE DON QUIJOTE Y SANCHO está trazada con pasión y deseos de conmover, observándose en sus páginas un diálogo continuo entre el autor y el lector, que a la vez intenta comparecer como archilector de la obra que referencia y justifica las páginas escritas, las cuales parecen ir brotando espontáneamente, de resultas de la lectura vivificante y conmovedora de la obra de CERVANTES.

Este jugar con dos marcos, el de la realidad y el de la lectura propia del comentarista, alejan a esta obra de la característica “pensamiento” en que el Sr. Navarro pretende encuadrarla a fortiori.

VIDA DE DON QUIJOTE Y SANCHO por su carácter dependiente, es ante todo un comentario de texto, aunque irreverente por la arbitrariedad de las opiniones del comentarista, que utiliza la obra original como pretexto para fundamentar una línea de opinión. En este sentido yo calificaría esta obra como de pensamiento ilustrado: utilizar la “autorictas” de CERVANTES, su inmortal personaje para justificar el concepto propio (unamuniano) del heroísmo y afán de gloria que tienden a la inmortalidad.

En este aspecto, VIDA DE DON QUIJOTE Y SANCHO es un libro de pretextos. La teoría nunca se expone ni se desarrolla, lo que aleja a este libro de toda intención puramente ensayística o de pensamiento (como ya ha sido recensionado), sino que se ilustra, dándole ya por sabida, con “enxiemplo”, sacados del libro de más prestigio de la lengua española, el cual es a la vez el que desenmascara a los falsos héroes con un antihéroe heroico (denominación que sin ser de UNAMUNO, participa de la irónica y desenvuelta categoría de retruécano a que tan aficionado era el pensador vasco).

He aquí, pues, el mérito de la obra:

1)                           comentario sobre una novela clásica en que se expone y ridiculiza la condición y voluntad de heroísmo, en que se vindica precisamente esta voluntad de convertirse en héroe.

2)                           Transposición diacrónica y exaltación de este querer ser héroe con arengas conmovedores, manteniendo en todo momento un tono apologético, histriónico, casi histérico, traspasado de emoción, de alabanza hacia el pobre hidalgo y su escudero. Justifica cada acción de estos personajes con la pasión de un exegeta benedictino.

En este aspecto, la obra de UNAMUNO se halla más cerca de lo poético que de lo especulativo: es mucho más lírica que filosófica, más de corazón de que cerebro, más de pasión que de razón.

Tags: Unamuno, Cervantes, reseña, blogs

Comentarios
Publicado por Curunir
Martes, 29 de abril de 2008 | 23:10
Esta reseña la realicé en 1996. La he copiado del diario de trabajo que llevaba por entonces. algunas referencias u opiniones pueden haber quedado obsoletas, o fuera de lugar, como valoraciones y demás opiniones, pero no he querido cambiarlas en lo sustancial porque tampoco ahora estoy en demasiado desacuerdo con ellas.:-]
Publicado por jeraldine
Miércoles, 15 de septiembre de 2010 | 2:44

ve hagan algo mas productivo y reducido por que uno no tiene tiempo de leer todo y poderlo comprender perfectamente

explíquense mejor  para poder saber que hacer.

pero me parece interesante todo lo que dice aunque  no era lo que realmente  queria

Publicado por Invitado
Martes, 19 de abril de 2011 | 23:02

bean bonitos agan algo productivo por la patria y si piensan sacar resumen saquenlo pero bien resumido no pag. enteras como esta aqui pedazos de gente po k no son ni completos